Mes: octubre 2018

Tu cobijo

En el libro Come, reza, ama,  la autora Elisabeth Gilbert, narra un proceso de crecimiento personal tras una crisis vital. Aunque es cierto que su proceso es un tanto particular porque se ve enriquecido por un tiempo sabático y estupendos viajes (cosas que no puede permitirse cualquier persona), es una historia divertida.

Aquí rescatamos un  extracto del libro que puede ser inspirador y donde, sobre todo, se pone de manifiesto la necesidad del compromiso de cada persona consigo misma, de la disciplina y la tenacidad como ingredientes imprescindibles cuando estamos en proceso de cambio, orientadas a dejar lo viejo, aprender lo nuevo:

Maternidades

En Devenir nos interesa considerar y comprender también los aspectos políticos, sociales y culturales; porque lo que sucede a ese macro-nivel está íntimamente relacionado con lo que nos sucede a nivel más íntimo y personal (cómo nos sentimos, cómo pensamos, qué hacemos…).

Formamos parte de un contexto social que construye expectativas, exigencias, conceptos, modelos, etc. que las personas asumimos; y esto tenemos que revisarlo a menudo en psicoterapia en referencia a muchos ámbitos de nuestra vida.

Respirar

Respirar para acariciarnos y contactar

En las sesiones psicoterapéuticas trabajamos especialmente con la intención de conseguir que la persona se alíe consigo misma. Es decir, además de crear un espacio seguro, explorar causas y abordar síntomas; de manera transversal, trabajamos para que la persona contacte y sienta que se encuentra consigo.

Y ahí, es donde se conoce, se recibe y se acompaña a sí misma, cuenta con ella como aliada y esto, además de producir alivio, es un estupendo lugar de partida para revisar, construir y aprender.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén